Como limpiar las brochas de maquillaje

Vamos a aprender como limpiar nuestras brochas de maquillaje con efectividad. Uno de los complementos que toda mujer debe mantener al día y en buen estado son su brochas de maquillaje. Por ello, mantenerlas limpias es esencial, porque siempre están en contacto con nuestro rostro. Además le quitamos cualquier impureza que a la larga afecta el color del maquillaje, y por supuesto que nuestro mayor deseo es prolongar su vida de uso.

En este artículo queremos compartir algunos secretos que pueden ayudar a realizar esta limpieza  de una manera más segura y eficiente.

Frecuencia en que se deben limpiar las brochas de maquillaje

Una de los primeros pasos que debemos determinar es con cual frecuencia deseamos limpiar nuestras brochas. Algunos especialistas recomiendan que lo ideal sería a las que tienen uso para colocar polvos y base, realizar su limpieza semanalmente. Las que utilizamos en nuestros ojos se debe realizar cada dos o tres semanas, y las restantes por lo menos, le debemos dar mantenimiento una vez al mes.

Por supuesto que todo va a depender también del uso que le demos. Si la utilizamos con mucha frecuencia debemos acortar el proceso de limpieza. Por otra parte,si usas por ejemplo cremas o bases líquidas muy concentradas, no debemos arriesgarnos y ejecutar su mantenimiento casi a diario.

Limpieza de brochas de maquillaje con agua tibia

Este método es sumamente sencillo y práctico, lo que se debe tener es mucho cuidado en no mojar la base de estos instrumentos, porque podemos afectar la pega que utiliza el fabricante para empalmar con las cerdas.

La idea es ir colocando agua, solamente en las cerdas, hasta sentir que sale todo el producto que hemos aplicado con anterioridad, debemos observar y supervisar que quede sumamente limpio, cualquier resto que vayamos dejando va a deteriorar nuestra brocha y a afectar su uso.

Lo ideal es ir presionando un poco las cerdas mientras vamos lavando, con la finalidad de que pueda penetrar el agua absolutamente en todas las partes, no olvides que el agua debe ser tibia, el agua caliente puede en algún momento comenzar a dañar la propia brocha.

Incorporación del jabón en la limpieza de brochas de maquillaje

El proceso anterior para limpiar las brochas de maquillaje puede ir acompañado de un jabón sobre todo si existen muchas impurezas en las brochas, lo que sí es recomendable es utilizar un jabón que sea neutro, algunos hasta prefieren utilizar un tipo de champú para niños. No podemos olvidar que estas celdas son extremadamente delicadas, además que no nos resulta muy económica su reposición.

Otra técnica que podemos utilizar es colocar el agua en un recipiente, incorporar el jabón a la misma e ir metiendo de manera individual cada brocha, siempre por el lado de las cerdas, haciendo movimientos circulares, para luego realizar un enjuague con agua muy limpia. Desde aquí el último paso que faltaría sería el proceso de secado.

Limpieza de brochas con Aceite

Muchas veces las bases que quedan en nuestras brochas se hacen sumamente difíciles de quitar con agua y jabón. Por ese motivo, se utiliza esta técnica que incorpora un tipo de aceite, lo ideal sería utilizar aceite de oliva o también el conocido aceite de almendras.

Debemos tener a la mano un papel absorbente, el cual impregnaremos con el aceite que decidimos utilizar  y a parir de esto iniciamos el proceso de  frotar  la brocha sobre el referido papel, para que vaya absorbiendo los restos de  producto que tenga.

Una vez que finalice el proceso, el cual se debe hacer con delicadeza, y cuando estamos seguros que la brocha está lo suficientemente limpia, comenzamos  a realizar la rutina del agua y jabón, como ya lo hemos descrito con anterioridad.

Limpieza a profundidad de las brochas de maquillaje

Algunos especialistas recomiendan desinfectar a profundidad estas brochas, en cuyo caso si creemos necesitarlo, recomendamos colocar en un recipiente agua y luego añadir un poco de alcohol, para empezar a remojar un poco nuestras piezas de maquillaje, solamente las cerdas. Esto nos ayudaría a eliminar por completo las bacterias.

No olvidemos que en el mercado existen productos que se especializan en realizar este tipo de limpieza, diversidad de esponjas y el mágico limpiador eléctrico, que sin duda sería una solución ideal, pero que a lo mejor no está al alcance de todos.

Retornar las cerdas a su sitio

Si al finalizar de realizar alguna de las técnicas de limpieza, nos damos cuenta que las cerdas se encuentran un poco torcidas, es bueno que antes que se sequen las frotemos utilizando nuestras  manos, para tratar de llevarlas a su punto original.

El proceso de secado no debe realizarse sobre ninguna toalla o paño, más bien debemos tratar de que  la base se apoye sobre una mesa y que queden todas las cerdas completamente al aire.  Una vez que sientas que están completamente secas, es bueno frotarlas con la mano, con la firme idea de dejarlas listas para poder utilizarlas nuevamente.

Otras recomendaciones y consejos para mantener en buen estado las brochas de maquillaje

No es recomendable colocar las brochas en posición vertical luego de lavarlas y limpiarlas, lo ideal es que sea de manera horizontal. Esto evitará que el pegamento que une a las cerdas con la base sufra daños y perdamos por completo la pieza. Adicionalmente a esto, si dicha base es de metal, también estaremos asegurándonos de que no se oxide.

Evitemos secar las brochas con un secador de cabello, el aire caliente no las beneficia para nada, las cerdas de estos instrumentos realmente son demasiado sensibles.

No es efectivo el secar las brochas en ambientes húmedos, de hecho corremos el riesgo de que contaminarlas nuevamente. Lo ideal es utilizar espacios muy abiertos como la sala o el comedor de la casa.

Evitemos que las brochas se tuerzan, no debemos guardarlas en ningún momento en posición vertical. Acostumbremos a tener un sitio que estén destinadas para ellas, preferiblemente un estuche donde estén  bien resguardadas.

Una buena idea, al momento de secarlas, puede ser colgarlas de la misma manera en que se coloca la ropa cuando se va  a secar.

Por otro lado si no dejas que se sequen bien estos accesorios antes de volver a utilizarlos, corres el riesgo que se dañen los productos de maquillaje.

Darle mantenimiento a las brochas de maquillaje puede garantizar que se alejen muchas bacterias de nuestra piel. Además podría ayudar a preservar los cosméticos que tenemos en casa, así como las propias brochas. Esperamos que os hayan servido todos nuestros consejos sobre como limpiar las brochas de maquillaje.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *